(Del gr. ἀποκατάστασις, restablecimiento). 1. f. Fil. Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida.

sábado, 14 de marzo de 2015

Sala Acolchada (2)

- Podéis quedaros tranquilos, muchachos, no os aburriré con mis divagaciones mucho mas tiempo. Esta noche o quizás mañana me trasladarán al Hospital Municipal, donde me tratarán como a una persona normal que sabe que no está loca. Lo único que me pasa es que lo he tenido jodido, joder, pero creo que merezco un poquito de tranquilidad. Paso de planes de venganza, paso de planes para destruír la realidad tal como la conocemos. Nos quedamos donde estamos y luego ya veremos, pero por ahora necesito descansar, y abrazos bonitos.
- Oh, señorita, me alegro muchísimo. Déjeme a mí darle un abrazo de despedida por su pronta huída de esta sala de torturas.
- ¡Oh! Claro. Muchas gracias, señor Chandler.
- Enhorabuena
- Muchas gracias, Mijail
- Si, tía, se feliz
- Gracias, señora Sukki Bhava. Os voya echar mucho de menos a todos, y lo cierto es que me parece horrible os quedéis aquí bajo las "atenciones" de ese cabrón de Vörk.
- Völko
- Sí, como quiera llamarse. El sí que es un enfermo megalómano, un maldito doctor Menguele y os aseguro que haré lo posible por desenmascararlo, después de descansar.
- Señorita Kidney. Creo que usted es una mujer encantadora, así que es mejor que se mantenga al márgen de todas estas sórdidas conspiraciones. Ya bastante tiene con que ande tras de usted la Zanobrá. Esa gente no va a detenerse tan facilmente. Si consigue salir de aquí, desaparezca antes de llegar al Hospital Público ¡es muy importante que lo haga! Desaparezca sin dejar rastro, váyase lejos, cambie de nombre, no lo mencione ni lo recuerde, ni a ninguno de los que estamos envueltos de cualquier forma en esto. Olvídese de este maldito hospital y de Völko, sólo ha sido un mal sueño. Viva la vida y siga su camino.
- ¿No será peor si me escapo? Después de todo, la policía me vigila, aun piensan que intenté matar a ese hijo de puta.
- Si la ingresan allí, estará igualmente dentro del sistema, y la Zanobrá controla a personas clave en todos los sectores, bastardos sin escrúpulos al servicio de la causa. No dudarán un instante en renunciar a cualquier atisbo de decencia o profesionalidad si se lo piden sus Amos.
- Un momento, señor Chandler ¿cómo sabe usted todo eso sobre esa mierda?
- Yo formé parte de la Zanobrá en los 50, señorita.
- ¡No me jodas!
- Siempre lo supe, Reimond.
- Ni siquiera sabes de lo que estamos hablando, Mijail. Tú sólo lo asocias todo a Matrix.
- He visto muchas mas películas, pero sólo Matrix se me quedó grabada. Las demás eran como fotos pasando muy rápido y gente que hablaba de mentira.
- Ya hablaremos de Matrix, Mijail. A mi amigo Aldo también le gusta mucho, podrás hablar con el sobre esa peli tan bonita pronto. Pero necesito escuchar lo que el señor Chandler puede contarme sobre esa historia tan retorcida.
- En aquella época, Hollywood era su objetivo. Por supuesto, las películas les importaban una mierda: ellos querían crear un juego de humo y espejos, con todo eso del glamour. Muchas de las estrellas de esa época las crearon ellos. No sólo manejaban los hilos detrás de varias grandes productoras, sino que obligaban a sus guionistas y directores a colar su programación neurolingüistica en ese cine maravilloso.
- ¿Que es eso de que ellos crearon a las estrellas? ¿Y quién coño son ellos?
- Ya lo sabe usted, señorita Kidney. Los que hacen que confundamos a las estrellas...
- ...con su reflejo sobre la superficie de un lago.
- ¡Oh! Tiene usted aptitud para la poesía
- Es de Sapkovski. Pero no importa, cuénteme exactamente lo que usted experimentó. ¿De que año estamos hablando?
- Mi primer contacto con ellos se produjo en 1948.
- Hace sesenta años. Lo que no encaja, señor Chandler, ya que usted no puede tener más de cincuenta y pocos.
- Dicen que mi obra también envejece bien
- Está bien. Un poco machista.
- ¡En absoluto! Oh, esta época, hay que justificarlo todo... las mujeres perversas están ahí, alguien tenía que desenmascararlas. Pero a la vez quería potenciar lo contrarOo, crear modelos de conducta fuertes, capaces de poner en aprietos al héroe.
- Entonces ¿cuantos años dice que tiene?
- Me reencarné en este cuerpo el mismo año de mi primera muerte, 1959.
- Esto puede ponerse un poco complicado, pero al margen de esa historia sobre la que ahora no le voy a preguntar, me gustaría saber más de lo de la Zanobrá.
- Chsst, silencio, viene alguien.

- PF...PF... HOLA, NIÑITA. YA ESTÁS COMO EN CASA, ¿VERDAD? LA JEFA DE LA SALA ACOLCHADA. VEO QUE AHORA TIENES GATITOS ANTROPOMÓRFICOS CON TRASTORNOS DE PERSONALIDAD... PERO CLARO, ESO SUCEDE POR PONERLOS SIEMPRE NOMBRES DE ARTISTAS.
- ¡Volko! Sácame de aquí, puto secuestrador ¡no tienes derecho a retenerme aquí! Quiero hablar con la doctora Bélgica ¡SOY CIUDADANA NUEVAZELANDIESA! ¡JODER!
- OH, SI, HABLARÁS CON ELLA. POR AHORA DESPÍDETE DE TUS AMIGOS, AUNQUE NO HACE FALTA QUE SEAS MUY EFUSIVA... VAS A PASAR MUCHO TIEMPO CON ELLOS.

-

No hay comentarios: