(Del gr. ἀποκατάστασις, restablecimiento). 1. f. Fil. Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida.

martes, 13 de enero de 2015

Diario de Z.K. Día Cuadragésimo Cuarto

zzzzz. Paf. Paf. Paf. No se que simbolito es este que aparece aquí, creo que estoy a punto de llenar la capacidad de esta grabadora tan bonita. Ya no recuerdo si era de cinta o era usb ¿acaso importa?

 clic.

clic. zzzzzz

Diario de Zebra Kidney. Día 44.

Aldebarán es un iluminado de los cojones. Pero creo que es verdad que dió con algo. Encendió un interruptor en mi cabeza, y no era la primera vez. Charlando con Aldo había empezado a intuírlo, pero este hippie hipster ha sabido contarme exactamente todo lo que necesitaba saber para volver a conectar con todo eso. Como hizo entonces, cuando recordé lo que se me había olvidado al caerme del pupitre, estuve inconsciente siete minutos con mi baby verde. No recuerdo nada de los dos primeros días de hospital, pero luego empecé a escuchar el pitido. Y no importaba lo que estuviera haciendo, desde entonces nunca había importado. Había un pitido allí y simplemente hacía como que no estaba. Solo lo escuchaba a veces, a veces se hacía presente como un reflejo que ya estaba antes en la pantalla, pero ahora no puedes dejar de verlo. Me quedaba mirando sin mirar, miraba dentro de mi hacia esa gran mancha de tinta. Buscaba pero no había nada allí. Era el pitido del silencio de todo aquello que había olvidado. Que sólo eran cuentos. Tenía que decírselo a todos, era muy importante. Al final solo era la voz de otro hablando con la voz de dentro de nosotros, no nuestra propia voz. Tampoco lo hubieran entendido. Ni siquiera les gustaba jugar con plastilina. Excepto a esa chica de ojos azules con sólo cuatro dedos en la mano.

 clic.
 zzzzz clic.

Uno de esos atardeceres morados. Aldebarán tiene la cintura estrecha y los hombros anchos. Es alto y sus piernas son largas y estilizadas. Pantalones de pitillo desgastados, y una especie de jersey-poncho de reminiscencias andinas pero más probablemente de fabricación tailandesa. Juraría que he visto ese jersey unas doscientas veces en lo que va de otoño. Me ha saludado con respeto y en seguida se ha puesto a hablar con voz dulce, tiene ciertas vibraciones cuando remonta las inflexiones, no es chillón o pastoso, no intenta hablar así, es su forma natural, fluye y pese a que todo lo que dice es una mezcla de obviedades y conocimientos enciclopédios, y que me ha saludado besándome las palmas de las manos, no puedo dejar de escucharle y a penas respiro.
 
"Si el lenguaje es el primer sistema operativo que desarollamos, las matemáticas surgen como extensión del mismo, el lenguaje es nuestro modelo del mundo, su reflejo a través de nuestro filtro. Todo lo existente y conocido es nombrado, ahora tenemos tantos nombres que unas máquinas son necesarias para procesar toda la información y buscar los patrones, porque hay muchas pistas falsas, si, pistas falsas. Y aún así mira, mira como tantos se enconan en buscar alguna verdad, alguna, que debe esconderse juntando todas las piezas que tenemos al alcance de la mano."
 
 La primera vez que me conecté a internet fué como un shock con toda esa información inagotable y durante meses lo único que podía hacer era seguir buscando, seguir buscando. Pero no iba a encontrar ahí lo que necesitaba, fué Aldebarán quien me lo reveló y era tan fácil como eso, no importa que sea lo que hacen todos los demás: es una búsqueda futil. Y no voy a decir esa mierda de "la Verdad está en nosotros mismos" porque no es verdad. La Verdad es que no existe la Verdad con mayúsculas. Existe una realidad intuída y muchas construcciones, propias o ajenas, pero que parecen entrelazarse para aplastar la verdadera esencia. No diré que el individuo es la máxima expresión del ser humano, porque son las conexiones las que lo hacen trascender, o lo extravían de su curso. Mirad si no todas esas decisiones tomadas sin considerar debidamente las consecuencias, simplemente porque es lo que dicta la costumbre, lo social. Como si "lo social" tuviera sentimientos. Decisiones que reconducen el resto de la vida, a veces hay una revolución individual pero al mismo tiempo tus redes de contactos no te dejan salir y tu ansia de saber mas te impulsa a quedarte. Deseo y rechazo convertidos en algo más, una dulce repulsión por conocer toda esa mentira, por todas esas personas que viven engañadas.

No hay comentarios:

Archivador