(Del gr. ἀποκατάστασις, restablecimiento). 1. f. Fil. Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida.

martes, 27 de enero de 2015

Conversación de la mesa de al lado que se te mete en el cerebro (1)

CAFETERÍA DE LA ESTACIÓN DE TRENES DEL NOROESTE, CERCA DE LA UNIVERSIDAD DE ALTOS ESTUDIOS POSTALTERNATIVOS, INTERIOR, DÍA.

- Yo quiero un café sólo, con hielo, por favor.
- Yo tomaré un té negro
- Observamos en esa afirmación el uso de un futuro perfecto que muestra el compromiso y la fé ciega del sujeto en que esa voluntad expresada como deseo de una situación futura se va a cumplir. El camarero entenderá la orden, preparará el té y lo llevará a la mesa facilitando que se cumpla ese inexorable futuro. Que irritante manifestación de ego.
- Eres un cabrón pesadísimo, Völko, Vork o cómo quiera que te llames.
- ¡Ja!, acepto la descripción, aunque esperaba un mayor nivel de conversación por parte de mi vieja amiga.
- Tú eres viejo. No hables de amistad, sólo conoces el servilismo de tu panda de esbirros lameculos. Tu no puedes conocer nada humano en su justo valor. Todo ha de pasar por tu filtro, siempre. Me pregunto que es lo que ves cuando te miras al espejo, con esa cara fea y fofa destruida por los años, la erosión de décadas de expresiones condescendientes, frustradas y libidinosas.
- ¡Ja! Muy bonito. Le diré lo que veo, niña. Veo que haré justicia a los años que han dejado en mí su huella siendo fiel al fuego que mantengo en mi interior... desde que empecé a trabajar en esto. Y será gracias a usted, Zebra, gracias a usted mi nombre será recordado.
- ¿Cuál de ellos?
- El verdadero. Eugene Völko.
- No pienso hacer ningún chiste con tu ridículo nombre.
- ¿Eso es todo lo que tiene? Disculpe, tengo que coger un tren. 
- No he hecho nada más que empezar, cabrón. Cuando escuché que habías suspendido la conferencia no pude creer mi mala suerte... con la fiesta tan bonita que te tenía preparada. Pero he llegado aquí antes de que puedas volver a escapar, pedazo de mierda escurridiza.Y te voy a llevar conmigo, sí, a un lugar mágico que te va a encantar.


No hay comentarios:

Archivador