(Del gr. ἀποκατάστασις, restablecimiento). 1. f. Fil. Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Diario de Z.K.: Día Cuadragésimo Segundo

clic
zzzzzzzzzzzzzz pf pf pf

"Esperaba un poco más de acción hacia el final, en algún momento tendría que pasar algo ¿no crees?". Burgess es un gilipollas. Se cree que esto es Matrix o algo así. Vamos a salvar el mundo, vamos a "hackear la realidad". Seguramente no tiene ni puñetera idea de lo que está hablando. Conocí a una hacker sexy que trabajaba ocasionalmente para un detective viejo y perezoso. Le conté esa historia a Aldo y en aquel momento parecía como en una película (yo le decía "imagínatelo como una película"), yo trabajando para Madame Bennet, y este hombre, Prescott Kelms, detective y "conseguidor de cosas", ex-sexy manipulador profesional, cerrajero ocasional (se paga bien), que hacía la corte a la vieja Bennet desde que tuvieron un affaire treinta años atrás. Y me toma como ayudante un verano y lo pasamos en grande en esa loca ciudad de Vieux Port. Greta la hacker, Prescott y yo en su bonita suite, es algo de espionaje industrial pero todo parece un juego y el viejo Prescott ya se está imaginando la escena en la cabeza, el vino, las velas, el ménage à trois. "El vino es excelente, tomad mas vino", pero hace ya un rato que nosotras sólo nos estamos mojando los labios jajaja oh, Dios que burra soy.
clic.

clic.
zzzzzz

A Aldo le escandalizó durante un segundo, luego le puso "romántico" jajaja. El pobre viejo Prescott, dormido con esos gayumbos de la Union Jack, y Greta y yo a tope en el jacuzzi. Lástima que de aquel verano quedara un registro bastante feo y exagerado en mi ficha policial. Además me quitaron la cámara y no tengo ninguna foto. Cabrones. clic.

clic.
zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzAldozzzzzzzzzzzzzzzzz
clic.

clic.
zzzzzzzzzz

No deja de sorprenderme lo mucho que echo de menos a Aldo. Me había acostumbrado a pasar de puntillas por la vida de la gente, a no dejar entrar a nadie demasiado dentro. Me iba bien así, la gente me descentra y las cosas se desequilibran y al final o te revelas o tu ego se disuelve. En los últimos años he tenido mucho cuidado con esas cosas. Quizás sea que pasamos muy poco tiempo juntos, aunque fué intenso, joder, si que hablamos mucho y follamos mucho y encontramos el cráneo de Ducasse y todo eso. Pero no dió tiempo a que las cosas se torcieran, no se, tal vez lo esté idealizando. Cuando lo conocí me pareció un tipo divertido pero desastroso, un romántico algo embobado, esperando a su dama ideal, y por algún loco motivo parece convencido de que soy yo (loco, Aldo, eres un loco adorable). Es respetuoso, es atento, casi siempre me ha sorprendido con la actitud apropiada. Debe ser eso que llaman "querer bien", y eso a pesar de que me ha visto histérica, me ha visto triste sin motivo, ha visto tantas caras y le he contado tantas historias que harían a cualquiera salir corriendo... pero no, casi podría jurar que el no saldrá corriendo.
clic.

clic.
zzzzzzzzzz

Por un lado me da miedo, miedo por él. Porque se que me debe estar esperando. Y yo no se cuando voy a volver. O si volveré. Pero joder, nos entendemos tan bien... Por lo que me cuenta el también es un puto desastre, pero de algún modo es como si estar cerca el uno del otro sacase a relucir lo mejor de nosotros. Eso me dijo un día "tu sacas lo mejor de mí, Mery". Me da rabia que me siga llamando Mery Magadalenas. Cuando quede con él le revelaré mi verdadero nombre. Pronto acabaré con esto, veremos como estoy, pero sea como sea estoy segura de que Aldo no me hará mal. No, creo que Aldo sólo puede hacerme bien.
clic.

clic.
zzzzzzzzz

 A no ser que sea una perra y le haga sufrir, entonces sé que yo sufriré también, sufriré por ser tan idiota y por hacer sufrir a quien me quiere bien. Puede que sea la primera persona que me quiere bien desde hace mucho, mucho tiempo. Espero que no tenga que arrepentirse de haberme conocido. El me diría tiernamente "No me arrepiento, ¿cómo podría arrepentirme? Atesoraré cada instante..." Pero esa es la trampa, Aldo, esa es la trampa.
clic. 

clic.
zzz
 
Basta de divagaciones personales. Este audiodiario no es para eso. Estado de la cuestión, día cuadragésimo segundo: Si hago caso a Burgess nos reuniremos mañana por la tarde con ése hombre siniestro, Aldebarán. Conoce de cerca a Volkö, dice Burgess. Ha estado dentro, dice Burgess ¿y se supone que eso debe hacerme confiar? A mi ya me han hablado de un Aldebarán y coño, no se quién es esa gente y no se si quiero meterme ahí. Y sin embargo ahí están todos los papeles... la jodida carpeta marrón. Todo está ahí, B. tiene razón. Llevo años sabiendo que tengo vacíos... a veces los vacíos me persiguen y no puedo sacármelos de la cabeza, son como un grito sordo, o mudo... pero no creo en una revelación suprema que me haga recordar todo eso que he perdido. Sólo quiero reconstruirlo, tratar de entender qué sucedió. Por qué me hicieron eso. Quiénes son estos frikis Tauris, de qué me conocen, para qué me buscan. Ñe.
clic.

clic.
zzzzzzz

De alguna forma parece que todos los implicados quisieran manipularme para sus propios fines desquiciados. Así que mi otra opción es mandarlos a la mierda, igual que al "plan original" de Burgess. Le agradezco que me haya puesto en camino pero creo que quiero hacer esto a mi manera. Y tengo que llamar a Aldo. Son las putas cinco de la mañana, Burgess ronca en el sofá del salón. Toda su casa huele como un puto calcetín sudado, puag.

zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

Voy a pensar en Aldo pensando en mi con Greta, algo metaerótico, a ver si libero tensiones. Mmmm... corto."
clic.

No hay comentarios: