(Del gr. ἀποκατάστασις, restablecimiento). 1. f. Fil. Retorno de todas las cosas o de cualquiera de ellas a su primitivo punto de partida.

viernes, 20 de febrero de 2009

.23.


Y más cosas.

Ya estoy en la dichosa estatua. Hace frío, una de esas mañanas de cielo blanco y vaho en la boca. Genero mi propia e individual niebla. Un cigarrillo.

Se me acerca un niño, dando pasitos cortos, me observa con mucho interés. Debe tener nueve o diez años, grandes orejas, pelo rojizo y revuelto. Le faltan varios varios dientes. Le sonrío (es más bien una mueca forzada, la tensión, en fin, supongo que el niño no me lo reprochará). Escribe algo en un papel y me lo muestra.

¿ERES UN HOMBRE ESTRAÑO?”

Encantador, como cabía esperar. Un niño siempre añade ciertas dosis de surrealismo a una situación inusual.
- “Extraño” “EXtraño". Con EQUIS. – le corrijo. Me observa sonriente y niega con la cabeza. Escribe:

    ¿ERES O NO ERES?”

No tengo que meditar demasiado mi respuesta.
- Si, hijo. En todos los sentidos de la palabra. Soy un extraño para ti, soy un extraño para mí y para todo el mundo que me rodea. Y además soy un tío raro.
El niño asiente con la cabeza. Saca un pequeño sobre marrón del bolsillo y me lo ofrece.
- ¿Es para mi?
El niño asiente, y vuelve a escribir.

EL SEÑOR ME PROMETIÓ QUE ME DARÍAS CINCO PAVOS CUANDO TE DIERA ESTO”
- ¿Cinco pavos? ¿Qué señor te dijo eso? – Como si no fuera suficiente con el infierno que me hace pasar, ese barrendero cabrón me roba haciendo cómplice a un niño mudo.
El niño escribe:

EL SEÑOR DE LA LIMPIEZA. ME DIJO QUE ERAS UN TIO RARO CON LOS PANTALONES SUCIOS Y QUE ESTABAS AQUÍ”

- ¿Y donde esta el señor ese ahora?

“SE FUE HACIA ALLÍ”

Le doy al niño su recompensa y me dispongo a seguir al tipo, pero hacia allí… está el parque. Que hijo de puta. Abro el sobre de mala gana, sentado al pie de la estatua. El niño se dirige corriendo al kiosko. Una tarjeta.

DR. Vladimir Volko.
Psiquiatra. Asilo Magallanes.

Cumplimentada con su correspondiente dirección y teléfono. Debajo, escrito a bolígrafo, el hombre de la limpieza había añadido dos irritantes datos.

Z:K: Habitación 307

No hay comentarios: